Estás frente a una nueva situación eventual pero con muchos interrogantes porque no sabes a ciencia cierta qué camino seguir, inevitablemente se van a producir muchos cambios en todos los niveles; económico, de hogar, círculos de amistades, actividades, horarios, logística.

Porque los que lo hemos vivido sabemos que se van a despertar emociones intensas de todo tipo, desde la rabia, el resentimiento, la tristeza a la culpabilidad, indignación, indefensión.

Y si ya has pasado por ahí, entonces te habrás dado cuenta de tus grandes avances y de que el camino es más fácil cuando te abres a nuevas experiencias que te ayudan a verte y aceptarte tal como eres.

Es importante no dejar de crecer a nivel personal, continuar aprendiendo cosas hoy que nuestro yo del futuro agradezca. Te acompañamos, para que esas transformaciones internas sean lo más fáciles, armoniosas y conscientes posibles.

Descubre como te podemos ayudar

Una red de apoyo a nivel personal,
para compartir y disfrutar en comunidad

¡Hola! soy Ana Belén Fernández, fundadora de Nest & Fun, desde que hice el Máster de Desarrollo Personal y Liderazgo de Borja Vilaseca (Promoción 20) me abrí a experimentar y aprender de mí misma desde todos mis cuerpos; físico, etéreo, emocional, mental.

Desde mi separación profundicé en mi propio crecimiento personal y a través de herramientas como la Meditación empecé a escucharme; con el Afroyin a verme y a valorarme como la mujer que soy y con el Tantra a sentirme y a aceptarme.

Creo firmemente en la Astrología psicológica y gracias a ella he comprendido mejor cual es mi Dharma.

Nest&Fun es el fruto de mi propio anhelo personal en aquellos momentos duros tras mi separación.

Me quedé sola, con dos hijos, sin familia cerca y con amistades que no me apoyaron o desaparecieron.

Mi autoestima quedó por los suelos y mi motivación por la vida bastante tocada.

Los fines de semana con mis hijos se hacían eternos y angustiosos y encontrar tiempo para mí una tarea de lo más ardua.

El ritmo de vida en Barcelona no ayudaba  y el estrés me tuvo en modo supervivencia durante un tiempo.

El único espacio donde encontré la paz y la fuerza fue observando y aceptando lo que veo en mí misma. Y gracias a las experiencias que he vivido y sigo viviendo aprendo de mí para poder transmitir a los demás mi mejor versión.

No siempre lo consigo… pero me centro en intentarlo.